Linguistic Variation

bIENVENIDO A

Variaciones


aNTONIO RUIZ TINOCO


Variación léxica y sintáctica del español en las redes sociales


   El uso cada vez más extendido de las redes sociales y la facilidad de recolección de microtextos por medio de una programación no demasiado compleja, hace posible la construcción de enormes corpus sincrónicos o bases de datos de prácticamente cualquier lengua en un breve período de tiempo. En esta comunicación me centraré en varias investigaciones sobre el español usado en Twitter. La función de geocodificación, que nos permite conocer exactamente la longitud y latitud del punto geográfico de donde surgen los mensajes resulta especialmente útil para el estudio de la variación tanto desde el punto de vista léxico como del sintáctico. 

   Por ejemplo, hemos podido observar que la sustitución del subjuntivo por el indicativo es mayor en Twitter que lo que se había considerado hasta ahora y que el grado de alternancia no se produce de un modo general para el subjuntivo, sino que varía con cada estructura particular, las zonas geográficas y en gran parte a la frecuencia de uso. 

   En un segundo caso, hemos observado la variación de “más nada” vs. “nada más”, cuyos resultados sugieren que la frecuencia de uso no parece ser la primera causa de la alternancia, al contrario que la alternancia del subjuntivo/indicativo del caso anterior. 

   En un tercer caso, hemos observado la variación de “delante mío” vs. “delante de mí” a ambos lados de la frontera entre Estados Unidos y México, 13 ciudades en total. En este caso hemos podido comprobar que la forma “delante mío” es más frecuente en las ciudades norteamericanas que en las mexicanas. Al mismo tiempo, ya que “delante mío/a” implica la elección de género, hemos observado diferencias notables a ambos lados de la frontera que pueden deberse a diferentes causas.

   Las redes sociales nos facilitan la creación de corpus absolutamente sincrónicos que se pueden utilizar para la observación y el análisis de la variación lingüística. La abrumadora cantidad de ejemplos no solo sirven para conocer con gran exactitud la distribución geográfica de los fenómenos lingüísticos, sino que también resultan indispensables para analizar los procesos del cambio lingüístico.